Los estándares de belleza = sometimiento patriarcal

Alguna vez escribí sobre cómo los modelos de belleza que nos han sido impuestos a las mujeres, a mi parecer, tienen una relación directa con el sometimiento que busca el patriarcado de nosotras, para tenernos entretenidas o angustiadas por cumplir con dichos patrones y así retrasar una revolución feminista y si… hoy quiero tocar ese tema.

Extracto de la entrada a la que hago referencia: “A veces creo que la obsesión que nos han metido a las mujeres sobre nuestro cuerpo es una manera de ocupar nuestras mentes con algo para que no hagamos frente a la dominación masculina… pero bueno, ese es otro tema”.

Y vuelvo a ese tema ahora, porque estoy en Medellín (la ciudad de la eterna primavera) y acá esa obsesión ha trascendido, volviéndose casi una marca de ciudad a nivel internacional por ¡lo hermosas que son las paisas! Y es que si lo son, ¿pero a costa de qué? y sobre todo ¿para qué?

24213f0b-7c0c-46a4-a31a-733321884a27Desde mi aterrizaje a la ciudad, mientras esperaba las maletas empezó el desfile de nalgas de silicona, tetas super paradas y redondas, pómulos sobresalientes, labios carnosos, extensiones de pelo, tintura, uñas postizas, accesorios permanentes e incrustados, mujeres cargando cuerpos ajenos para sentirse bien con ellas mismas o simplemente para ser parte de una sociedad que se enorgullece de algo ¿tan falso?

Léase como una generalidad y tómese con la ligereza que debe leerse este blog. No pretendo juzgar y no digo que sólo las mujeres operadas en Medellín representan la belleza paisa, hay seguramente miles de mujeres en la ciudad y en sus alrededores naturales, hermosas y despampanantes, que también representan a esta ciudad. 

Volviendo al tema. No se malentienda, no estoy en contra de las cirugías plásticas, es más creo que cada mujer debe hacer con su cuerpo aquello que la haga sentir lo mejor posible, aquello que la haga feliz. Mi cuestionamiento al respecto es si realmente cargar cuerpos llenos de accesorios incrustados, hace a una mujer feliz o si el origen de esa carga está puesta en lo que ella cree que los hombres esperan de su persona. Y si es así, pues ¡carajo! que frustración someterse a un mundo de cirugías, gastar montones de dinero, padecer el dolor en la recuperación y luego tener el riesgo de posibles complicaciones, sólo para atraerle a un tipo o a una sociedad de tipos que tienen sus ojos puestos en lo superficial.

Mientras estas mujeres, en particular, porque como escribí en (no te combina el cuerpo con la cara) esto es una realidad que nos toca a casi todas, dedican tanta energía y esfuerzo económico en lucir conforme a los parámetros de deseo que tienen los hombres, pierden el valioso tiempo y dinero que podrían dedicarle a estudiar, crear una empresa, viajar, leer, volverse feministas y darse cuenta de que no necesitan verse de x o y manera para ser suficientes.

Y es que si tantos cerebros llenos de ideas, pensamientos y creatividad, que se enfocan principalmente en alcanzar una imagen impuesta por los hombres, realmente estuvieran al servicio de la humanidad ¡imagínense el mundo que tendríamos! Tantas mujeres capaces cuestionando lo político, lo normalizado, el machismo, la violencia, la injusticia; tantas mujeres capaces creando soluciones para que todas y todos, quienes estamos y quienes están por llegar tuviéramos un mejor lugar para vivir, este mundo sería otro.

¿Hasta cuándo nos vamos a permitir un desperdicio de tremendas proporciones y vamos a seguir sometidas a patrones que acaban, incluso con nuestra identidad?

Usemos el tiempo, la energía, el dinero y la oportunidad de estar vivas para lo que es… ¡para dejar nuestra huella y crear un mundo mejor! Liberémonos de la esclavitud al cuerpo que ellos “desean” y amemos el cuerpo que nos hace humanas y que nos tiene vivas.

aaaah, y por último quiero recomendarles que lean a esta mujer:  MARÍA DEL MAR RAMÓN  “Me hago de amigas, me lleno de feminismo y mi vida deja de girar tan radicalmente en torno a la atención de los hombres”.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s